HFD> Publicaciones Trabajos


TRABAJO PRESENTADO POR UN GRUPO DE ALUMNOS DE LA CÁTEDRA MARCO LEGAL DEL E BUSINESS, A CARGO DEL DR. HORACIO FERNANDEZ DELPECH DEL CURSO DE POSTGRADO EN E BUSINESS MANAGEMENT DICTADO POR USAL - Georgetown University - EE.UU. - AÑO 2006

"DERECHOS DE AUTOR - BAJA DE MÚSICA EN INTERNET"

Alumnos autores del trabajo

*Aceti, María Cecilia
*Amarante, Lorena
*Ollesch, Lucila Fernanda
*Paradelo, Juan Pablo

 

CATEDRA MARCO LEGAL E IMPOSITIVO DEL E BUSINESS -2006

Profesor: Dr. Fernandez Delpech, Horacio

Posgrado E-Business Management

Universidad Del Salvador

Septiembre, 2006

 

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN 3


LA PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS DE AUTOR 4

MECANISMOS DE PROTECCIÓN DEL COPYRIGHT 5

EL MP3 7

ORIGENES DEL MP3 7

LOS MP3 VERSUS LA INDUSTRIA DISCOGRÁFICA 7

LAS REDES PEER TO PEER (P2P) 8

CONCEPTO Y MODELOS P2P 8

ANTECEDENTES 11

SITUACIÓN ACTUAL 11

LA RESPONSABILIDAD LEGAL DESDE LA PERSPECTIVA DEL USUARIO 15

LA RESPONSABILIDAD DE LOS ISP EN LOS SISTEMAS PEER TO PEER 15

MARCO LEGAL A NIVEL MUNDIAL 16

FIGURA DE COPIA PRIVADA 19

CASOS A NIVEL MUNDIAL 20

MARCO LEGAL EN ARGENTINA 23

CASOS LOCALES 24

CREATIVE COMMONS: UNA MIRADA DIFERENTE DEL COPYRIGHT 27

DEFINICION Y CONCEPTO 27


DESARROLLANDO UN NUEVO MODELO DE NEGOCIOS 29

CONCLUSIÓN 31


GLOSARIO 33


FUENTES Y BIBLIOGRAFÍA 36

 

INTRODUCCIÓN

El presente trabajo tiene como fin describir un nuevo fenómeno que ha revolucionado la industria de la producción musical: la descarga ilegal de música en Internet.

Antes de realizar una descripción detallada de las nuevas tecnologías digitales que – por su uso indebido - han posibilitado la concreción y difusión de estos ilícitos, describiremos algunas variables y cifras para que se evidencie claramente la magnitud de éste nuevo fenómeno.

Década tras de década, la industria musical ha estado un paso por detrás de los desarrollos tecnológicos que infringían los derechos de autor. En este sentido, a fines de los años noventa aparece una nueva amenaza de la mano de las nuevas tecnologías digitales: el uso indebido del formato MP3 en las redes peer to peer (P2P).

Si bien el intercambio de fonogramas utilizando Internet como medio, ya era posible mediante el uso de correo electrónico entre usuarios conocidos, la aparición de las redes peer to peer convirtió a esta actividad en un delito a gran escala, gracias a su carácter anónimo y masivo.

La industria discográfica a nivel mundial ha estado llevando procesos masivos en contra de la piratería en Internet, la descarga de música ilegal, la persecución de quienes usan sistemas P2P y los sistemas que de alguna manera, gracias a su tecnología, son responsables y favorecen el ilícito.

El gran auge de este nuevo formato encontró un escenario propicio coincidiendo con:

- El lanzamiento de nuevas plataformas multimedia;

- El recambio generacional, con nuevos y sofisticados consumidores ávidos de nuevas tecnologías;

- Los nuevos dispositivos reproductores de MP3 (cada vez más pequeños y accesibles por la alta competencia);

- La gran expansión de las conexiones por alta velocidad (Banda Ancha y tecnologías Wi-Fi ) a nivel mundial;

- El culto al ocio


LA PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS DE AUTOR – COPYRIGHT

Los derechos de autor describen los derechos concedidos a los creadores de obras literarias o artísticas. Es así que cuando un individuo crea una obra musical, literaria, científica o artística, se convierte en titular de esa obra y es libre de decidir acerca de su uso.

Los derechos conexos son los que se otorgan a los titulares que entran en la categoría de intermediarios en la producción, grabación o difusión de las obras. Su conexión con el derecho de autor radica en que las tres categorías de titulares de derechos conexos intervienen en el proceso de creación intelectual dado que prestan a los autores asistencia en la divulgación de sus obras al público. [1]

La protección de los Derechos de Autor en la sociedad de la Información, es un problema jurídico que ha adquirido mayor relevancia, especialmente debido a la aceleración de los avances tecnológicos y nuevos modelos de distribución, consumo de información y contenidos, con especial repercusión en el marco de los fonogramas y el intercambio de los mismos gracias a Internet y al correo electrónico. El nacimiento de nuevas tecnologías ha posibilitado el intercambio de archivos musicales a terceros que no poseen esos derechos ni tampoco cuentan con la debida autorización de sus autores, compositores y/o productores discográficos para su difusión, lo cual constituye un ilícito.

El impacto de este acto delictivo no se limita a la mera pérdida de ganancia sobre esa obra difundida, sino que daña en forma irreversible a la propia industria, desalentando a todos los involucrados en el proceso de producción y difusión (compositores, interpretes, discográficas y productores), y por consiguiente se generan grandes pérdidas de empleos y oportunidades para nuevos artistas. La descarga o intercambio de música en Internet en sí, no constituye un acto ilegal si quién publica el fonograma es poseedor de los derechos de propiedad intelectual sobre la obra.

En la actualidad, es un hecho habitual la reproducción, distribución y comunicación al público de creaciones intelectuales sin el correspondiente consentimiento de la persona autora de las mismas y por tanto, sin su correspondiente contraprestación económica.

Cabe destacar que el derecho de autor se basa en la idea de un derecho personal del autor, fundado en una forma de identidad entre el autor y su creación.

El derecho moral está constituido como emanación de la persona del autor: reconoce que la obra es expresión de la persona del autor y así se le protege. En cambio, la protección del copyright se limita estrictamente a la obra, sin considerar atributos morales del autor en relación con su obra, excepto la paternidad; no lo considera como un autor propiamente tal, pero tiene derechos que determinan las modalidades de utilización de una obra. Así, los creadores originales de las obras protegidas por el derecho de autor y sus herederos, gozan de ciertos derechos básicos. Detentan el derecho exclusivo de autorizar a terceros la utilización de la obra de conformidad con los términos convenidos de común acuerdo.

El creador de una obra puede prohibir o autorizar:

- su reproducción bajo distintas formas, como la publicación impresa o el grabado de sonidos;

- su ejecución o interpretación pública, como en el caso de una obra de teatro o musical;

- grabaciones de la misma, por ejemplo, bajo la forma de discos compactos, casetes o videocasetes;

- su radiodifusión por radio, cable o satélite;

- su traducción a otros idiomas o su adaptación como en el caso de una novela aplicada en guión cinematográfico.

El derecho de los autores sobre sus obras musicales es un derecho de propiedad intelectual plenamente reconocido en diversos tratados internacionales así como en todos los sistemas jurídicos del mundo.

Es común que los autores transfieran parte de esos derechos a los productores de fonogramas, que en tal situación reciben la protección legal.

Por último se reconocen también a los artistas intérpretes o ejecutantes, ciertos derechos sobre sus prestaciones artísticas. A esta forma se la denomina Gestión Colectiva, ya sea que se trate de autores, compositores, editores, escritores, fotógrafos, músicos y artistas intérpretes o ejecutantes. Los organismos de radiodifusión son un caso aparte, pues se considera que entran dentro de la categoría de usuarios aunque sean titulares de determinados derechos sobre sus radiodifusiones.

Por lo general, las organizaciones de gestión colectiva se ocupan de los siguientes derechos:

- el derecho de representación y ejecución pública (la música que se interpreta y ejecuta en las discotecas, restaurantes y otros lugares públicos);

- el derecho de radiodifusión (interpretaciones o ejecuciones en directo y grabadas por radio y televisión);

- los derechos de reproducción mecánica sobre las obras musicales (la reproducción de obras en disco compacto, cintas, discos, casetes, minidiscos y otras formas de grabación);

- los derechos de representación y ejecución sobre las obras dramáticas (obras de teatro);

- el derecho de reproducción reprográfica sobre las obras literarias y musicales (fotocopiado);

- los derechos conexos (los derechos de los artistas intérpretes o ejecutantes y los productores de fonogramas a obtener la remuneración por la radiodifusión o comunicación de fonogramas al público).

En función de la categoría de obras de que se trate (música, literatura, obras dramáticas, producciones de multimedios, etc.) existen distintos tipos de organizaciones de gestión colectiva, a cada uno de los cuales incumbe gestionar el derecho de que se trate (a modo de ejemplo, tenemos en Argentina a SADAIC, AADI-CAPIF, etc.).

MECANISMOS DE PROTECCIÓN DEL COPYRIGHT

DRM: (Digital Rights Management - Gestión de restricciones digitales)

Se trata de tecnologías orientadas a ejercer restricciones sobre los usuarios de un sistema o forzar los derechos digitales permitidos, por comisión de los poseedores de derechos de autor e independientemente de la voluntad de uso del usuario del sistema.

Generalmente estos dispositivos son instalados como condición previa a la distribución de software no libre, obras musicales, libros electrónicos o cualquier tipo de archivo sujeto a derechos de autor. En algunos casos, las restricciones aplicadas se extienden más allá de los archivos que debían proteger, agregando restricciones sobre el uso de otros documentos o aplicaciones presentes en el ordenador.

Los controles de DRM son ejecutados a través de la llamada "computación fiable" (trusted-computing en inglés). Sin embargo, estos controles crean un sistema informático del cual un usuario no puede confiar, ya que su comportamiento puede ser manipulado remotamente en cualquier momento sin importar los méritos legales que tales manipulaciones tengan. La mayoría de los oponentes tienen muy poca fe en que las cortes y legislaturas puedan ser capaces de limitar tal manipulación a lo legalmente permisible. Por ello el sistema se encuentra muy discutido en la actualidad.

Algunos ejemplos de DRM:

*Adobe Lifecycle Policy Server
*Microsoft Rights Management Server
*CoreMedia DRM
*Real Media Helix
*FairPlay (Apple iTunes)
*OMA DRM 1.0 und 2.0

Los distintos sistemas de DRM mueven 775,5 millones de euros, según Digital Tech Consulting, que pronostica un crecimiento hasta los 1.671 millones de euros en 2009.[2]

Marca de Agua

Otra tendencia que se está implementado es la utilización sistema Marcas de agua. Esta consiste en añadir una marca única a cada canción descargada de manera que pueda ser reproducida en cualquier dispositivo. La marca identifica de forma única la canción y, por tanto, a quien la compró, de modo que si la pone a disposición de redes ilegales de intercambio de canciones se pueden iniciar acciones legales contra ese usuario.

Le tecnología de marca de agua, desarrollada por el conocido Instituto Fraunhofer de Circuitos Integrados (que ayudó a crear el algoritmo de compresión de audio MP3) realiza ligeros cambios en los datos de los archivos de sonido –por ejemplo una intensidad de sonido mayor en una pequeña parte de una canción- que son indetectables.[3]

Tendencias en derecho de autor

- Australia lidera el movimiento a favor del fair use.

- Reino Unido lidera los estudios acerca de los daños de los sistemas de DRM

- Francia lidera al considerar legales los sistemas p2p con un sistema de gravamen para cubrir las bajadas de video y audio.

- Estados Unidos lidera en cuanto a la legislación[4]

 

EL MP3

ORÍGENES DEL MP3

Este formato fue elaborado por Karlheinz Brandenburg, director de tecnologías de medios electrónicos del Instituto Fraunhofer[5], perteneciente a una red de 47 centros de investigación alemanes que junto con Thomson Multimedia controla las patentes relacionadas con el MP3. La primera de ellas fue registrada en 1986 y varias más en 1991, pero no fue hasta julio de 1995 cuando Brandenburg usó por primera vez la extensión .mp3. Un año después, su instituto ingresaba en concepto de patentes 1,2 millones de euros. Diez años más tarde esta cantidad ha alcanzado los 26,1 millones.

LOS MP3 VERSUS LA INDUSTRIA DISCOGRÁFICA

El desarrollo masivo y el avance de la música digitalizada en computadoras personales surge a partir del desarrollo del formato MPEG-Audio Layer – MP3. Fue el primer formato de compresión de audio popularizado gracias a Internet, ya que hizo posible el intercambio de ficheros musicales.

El formato MP3 se convirtió en el estándar utilizado para streamming de audio y compresión de audio de alta calidad, gracias a la posibilidad de ajustar la calidad de la compresión, proporcional al tamaño por segundo (bitrate), y por tanto el tamaño final del archivo, que podía llegar a ocupar 12 e incluso 15 veces menos que el archivo original sin comprimir.

El sistema tecnológico que permitió este intercambio de archivos se denominó P2P. En este sentido, muchas asociaciones que protegen los derechos de autor en el mundo entero han tomado cartas en el asunto denunciando a redes de intercambio (P2P) y a usuarios de las mismas.


LAS REDES P2P

CONCEPTOS Y MODELOS PEER TO PEER

La primera aplicación P2P (Peer-to-peer, o entre pares) que surgió fue Napster, en el año 1999. Aunque las transferencias de los archivos tenían lugar directamente entre dos equipos, Napster utilizaba servidores centrales para almacenar la lista de equipos y los archivos que proporcionaba cada uno, con lo que no era una aplicación perfectamente P2P. Aunque ya existían aplicaciones que permitían el intercambio de archivos entre los usuarios, como los casos del IRC y Usenet, Napster fue el primero en especializarse en los archivos de música distribuida en formato mp3. El resultado fue un sistema que presentaba una gran selección de música para descargar en forma gratuita de un catálogo.

Tipos de Redes:

Redes P2P centralizadas:

Se basa en una arquitectura monolítica donde todas las transacciones se hacen a través de un único servidor que sirve de punto de enlace entre dos nodos, y que a la vez almacena y distribuye el contenido desde sus servidores. Tiene la ventaja de tener una administración muy dinámica y una disposición más permanente de contenido, pero también tiene desventajas como ser la muy limitada privacidad de los usuarios, y la constante amenaza de depender de un solo servidor, ya que como todo depende de un solo sitio en particular, al verse involucrado en situaciones legales, una red de este tipo es muy fácil de desactivar en su totalidad, además de los enormes costos de mantenimiento que requiere un servidor de este tipo sin mencionar el enorme coste de banda ancha que implica.

Características:

- Se rige bajo un único servidor que sirve como punto de enlace entre nodos y como almacenista de contenido, el cual distribuye a petición de los nodos.

- Todas las comunicaciones (como las peticiones y enrutamientos entre nodos) dependen exclusivamente de la existencia del servidor.

Algunos ejemplos de este tipo de red P2P son Napster y Audiogalaxy

 

 

Fuente: Sistemas Peer To Peer para El Intercambio de Música En Internet

De la ilegalidad de Napster a la legalidad De Kazaa, Grokster, Gnutella Y Streamcast

Redes P2P "puras" o totalmente descentralizadas:

Las redes P2P de este tipo son las más comunes, siendo las más versátiles al no requerir de administración central de ningún tipo, lo que permite una reducción de la necesidad de usar un servidor central, por lo que se opta por los mismos usuarios como nodos de esas conexiones y también como almacenistas de esa información. En otras palabras, todas las comunicaciones son directamente de usuario a usuario con ayuda de un nodo (que es otro usuario) quien permite enlazar esas comunicaciones.

Características:

- Los nodos actúan como cliente y servidor.

- No existe un servidor central que maneje las conexiones de red.

- No hay un enrutador central que sirva como nodo y administre direcciones.

Algunos ejemplos de una red P2P "pura" son, Ares Galaxy, Gnutella, Freenet y Gnutella2.

 

 

Fuente: Sistemas Peer To Peer para El Intercambio de Música En Internet

De la ilegalidad de Napster a la legalidad De Kazaa, Grokster, Gnutella Y Streamcast

ARES

 

 

Fuente: Screenshot de Cliente de Software Ares

Redes P2P híbridas, semi-centralizadas o mixtas:

En este tipo de red, se puede observar la interacción entre un servidor central que sirve como hub y administra los recursos de banda ancha, enrutamientos y comunicación entre nodos pero sin saber la identidad de cada nodo y sin almacenar información alguna, por lo que el servidor no comparte archivos de ningún tipo a ningún nodo. Tiene la peculiaridad de funcionar en algunos casos como en Torrent de ambas maneras, es decir, puede incorporar más de un servidor que gestione los recursos compartidos, pero también en caso de que el o los servidores que gestionan todo caigan, el grupo de nodos sigue en contacto a través de una conexión directa entre ellos mismos, con lo que es posible seguir compartiendo y descargando más información en ausencia de los servidores.

Características:

- Tiene un servidor central que guarda información en espera y responde a peticiones para esa información.

- Los nodos son responsables de hospedar la información (pues el servidor central no la almacena), que permite al servidor central reconocer los recursos que se desean compartir, y poder descargar esos recursos compartidos a los peers que lo solicitan.

- Las terminales de enrutamiento son direcciones usadas por el servidor, que son administradas por un sistema de índices para obtener una dirección absoluta.

Algunos ejemplos de una red P2P híbrida son Bittorrent, eDonkey2000 y Direct Connect

 

Diagrama de sistema mixto

Fuente: Sistemas Peer To Peer para El Intercambio de Música En Internet

De la ilegalidad de Napster a la legalidad De Kazaa, Grokster, Gnutella Y Streamcast

 

ANTECEDENTES

En el año 1976, Universal Studios y otras productoras fuertes como Walt Disney demandaron a Sony por desarrollar el primer reproductor de video con funciones de grabación, argumentando que dicha tecnología contribuía a infringir los derechos de copyright. El caso llegó a juicio en 1979.

Este revolucionario aparato conocido como Betamax, sentó precedente ya que permitía grabar un programa o película transmitidas por televisión, mientras se observaba otra (VCR). Según las mencionadas productoras, si bien el ilícito era cometido por el usuario final, el mismo sólo era posible por medio del instrumento Betamax comercializado por Sony. La corte reconoció que los equipos Betamax podían ser utilizados para fines ilícitos, pero también para los fines lícitos (incorporando el concepto de “fair use”) para lo cual se había creado. “No se puede prohibir el desarrollo de una tecnología cuando existen usos legítimos de la misma y que no puede considerarse culpable a una empresa por el uso ilegal que los usuarios den a su tecnología”[6]

SITUACIÓN ACTUAL DE LA REDES P2P:

Hoy la historia se repite con las grandes redes peer-to-peer.

En 1999, Seagram Co. Ltd.s Universal Music, Bertelsmann AG´s BMG, Sony Corp.´s Sony Music, AOL Time Warner Music Group y EMI, presentaron demanda formal contra Napster acusándolo de promover e incentivar la reproducción y distribución ilegal de música en una escala masiva, en particular a través de Internet.[7]

Los cargos específicos fueron:

- Infracción de derechos de Autor Contributiva

- Responsabilidad en la infracción de derechos de autor por el hecho de otro -Vicarious Liability[8]

Napster proveía a sus usuarios con la infraestructura, las facilidades, los medios tecnológicos y el soporte y los servicios permanentes que permitían que estas infracciones se cometiesen. “Como se ha establecido aquí, Napster tenía el derecho de supervisar y controlar la conducta que infringía derechos de autor por parte de sus usuarios, sin ninguna limitación, pudiendo prevenirla e incluso impedirla a través de limitar el acceso de un usuario infractor a los servicios de Napster o rehusándose a listar las canciones que eran puestas a disposición de otros para ser reproducidas, pero ha fallado en ejercer dicho control y supervisión, lo cual ha redundado en que los usuario de Napster hayan infringido los derechos de autor de los demandados. Por lo que Napster al percibir un beneficio económico de la conducta infractora de derechos de autor por parte de sus usuarios, a través de publicidad que Napster vendía y otros ingresos que generaba el negocio, considerando que el valor de los anuncios estaba relacionado y calculado en base al número de sus usuarios”[9]

Este caso polémico reafirma una clara tendencia hacia la legitimación de la música online.

En su momento, la demanda lejos de asustar a los usuarios, dio publicidad al servicio, de forma que en febrero de 2001 Napster había llegado a su cima con 13,6 millones de usuarios en todo el mundo.

La defensa de Napster se basó en que su accionar, así como el de los usuarios que comparten la música, es lícito, ya que Napster no distribuye ni reproduce música, y en que el intercambio entre los usuarios que comparten la música se efectúa a titulo personal y sin ánimo de lucro, situación contemplada en el Acta de Reproducción Casera de Audio de los EEUU de 1992.

Muchos argumentaron que el cierre de Napster sólo llevaría al surgimiento de otras aplicaciones similares de intercambio de archivos. El juez dictó el cierre de Napster en julio de 2001, fecha a partir de la cual, Napster se transformó en un servicio pago, promoviendo el download de música en forma legal. Luego de reconvertir su modelo de negocios, Napster hoy declara en su sitio web estar comprometido en producir y hacer más accesibles las experiencias musicales a todos los fanáticos de la música. Napster.com provee a los usuarios de Internet el poder de escuchar música legalmente y bajo demanda, por medio de un amplio catálogo de temas musicales tanto de grandes discográficas como de músicos independientes.

 

 

Otro caso resonante fue entre la Metro Goldwyn Mayer (MGM) y Grokster. En Junio del 2005, la Corte Suprema de los Estados Unidos estableció una decisión clave. El caso involucraba a los estudios cinematográficos, discográficas y editores musicales contra las redes P2P, Grokster y Streamcast. La corte falló unánimemente a favor de los propietarios de derechos intelectuales. El fallo refuerza el concepto de que productores y distribuidores de tecnología son responsables sobre las consecuencias generadas por su propia conducta indebida.[10] El impacto de este caso superó las fronteras de los Estados Unidos y Tribunales de todo el mundo lo tomaron como un precedente importante.

La RIAA[11], SGAE[12], MPA[13] y otros, no sólo han optado por llevar a juicio a los creadores de los programas de intercambio de archivos, sino que también han realizado algunas acciones en contra de sus usuarios. Por ejemplo, en septiembre de 2003, la RIAA demandó a 261 internautas por copiar música ilegalmente, fallo que resultó particularmente polémico ya que, entre esos internautas había una niña de 12 años, que acabó condenada a pagar 2000 dólares por compartir cerca de mil canciones. También se registran acciones legales en contra de páginas webs que almacenan y permiten buscar elinks, torrents, archivos NZB (para grupos de news) y otros links de P2P.

Respecto al protocolo Bittorrent[14], también han habido algunos casos polémicos en 2006. A finales de Marzo, TorrentPluribrain, un buscador de Torrents para el escritorio, tiene que cesar la actividad de sus servidores debido a una denuncia interpuesta en el nombre de la Société Civile des Producteurs Phonographiques de Paris.

A lo largo de la historia, las demandas han llevado a los usuarios habituales a cambiar a programas P2P con tecnologías más difíciles de detener; y el número de usuarios no ha disminuido.

LA RESPONSABILIDAD LEGAL DESDE LA PERSPECTIVA DEL USUARIO

RIAA versus los usuarios[15] Poco tiempo después del fallo Streamcast y Grokster, RIAA decidió empezar a demandar selectivamente a quienes utilizaran programas a través de los cuales se intercambiaran archivos de música. Aunque no hay responsabilidad legal de quienes distribuyen el software, sí existe infracción directa de derechos de autores por parte de quienes utilizan software como el Kazaa, específicamente por distribuir obras protegidas a través de Internet. Esto quedó evidenciado en los fallos contra Napster, Streamcast y Grokster en donde los jueces de conocimiento, declararon que era un hecho probado que existía infracción directa por distribución de obras por parte de quienes utilizaban dicho software.

Esta batalla a los sistemas de intercambios de archivos a través de redes P2P, se dará en todos los frentes y prueba de ésto es que ya en España también se han presentado demandas.

La EFF (Electronic Frontier Foundation - www.eff.org) es una asociación sin fines de lucro que ha sido una de las mas arduas defensoras de que internet no tenga ningún tipo de regulación pública. En su página en Internet expone una serie de recomendaciones para que las personas no sean demandadas por RIAA e incluso creó una base de datos con un programa que permite al usuario por nombre o por dirección IP, saber si la RIAA ha solicitado ante una corte la citación de una persona por compartir música.

El 21 de enero de 2003, en el caso de RIAA vs. Verizon, una corte del distrito determinó que los titulares de derechos de autor podían obtener órdenes o citaciones para exigir a los proveedores de servicios en Internet (ISPs) revelar la identidad de sus clientes que hayan infringido derechos de autor, a través de sistemas de intercambio P2P. Cabe destacar que no todas las cortes coinciden en que la RIAA pueda enviar solicitudes a los ISP con este fin. También se pone en juego otra paradoja, ya que algunos sostienen que descargar música no es ilegal, y que lo ilegal es compartirla. En este punto, Canadá es pionera.

LA RESPONSABILIDAD DE LOS ISP EN LOS SISTEMAS PEER-TO-PEER

La responsabilidad legal que pesa sobre los ISP y su rol en la bajada de música ilegal en redes P2P por parte de sus clientes, es un tema discutido a nivel mundial, partiendo del razonamiento de que la infracción se materializa a través del uso de los servicios que ofrecen. En este sentido, entre Europa y Estados Unidos se han desarrollado soluciones legislativas y jurisprudenciales para eximir de responsabilidad a los ISP por las infracciones (de todo tipo) cometidas por sus usuarios.

En el año 1998 en los Estados Unidos se implementa la Ley Digital Millennium Copyright Act (DMCA) y dos años después en Europa la Directiva 2000/31/CE de comercio electrónico, (DCE).

La diferencia básica entre estas dos leyes radica en que mientras la DMCA sólo exime a los ISP de responsabilidad por las infracciones de propiedad intelectual, la DCE les exime de responsabilidad por infracciones de cualquier tipo.

 

MARCO LEGAL A NIVEL MUNDIAL

Los Convenios Internacionales han consagrado la protección de los derechos de autor, pero han dejado librado a las legislaciones de los diferentes estados, la consideración de la licitud del copiado sin fines comerciales y para uso personal, así como la tipificación penal de las conductas.

Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas

El Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas, ratificado por la Argentina por ley 25140 (57), establece para el autor el derecho de propiedad intelectual de las obras literarias y artísticas, estableciendo que se encuentran comprendidos dentro de los términos “obras literarias y artísticas” todas las producciones en el campo literario, científico y artístico, mencionando expresamente entre ellas a las composiciones musicales con o sin letra.

En el art.2 inc.3 se establece también que estarán protegidos como obras originales los arreglos musicales.

En el art. 9 se establece que los autores de obras literarias y artísticas protegidas por el Convenio, gozarán del derecho exclusivo de autorizar la reproducción de sus obras por cualquier procedimiento y bajo cualquier forma y que se reserva a las legislaciones de los países de la Unión la facultad de permitir la reproducción de dichas obras en determinados casos especiales, con tal que esa reproducción no atente a la explotación normal de la obra ni cause un perjuicio injustificado a los intereses legítimos del autor. Se agrega también que toda grabación sonora o visual será considerada como una reproducción en el sentido del Convenio.

El art.11 establece que los autores de obras dramáticas, dramático-musicales y musicales gozarán del derecho exclusivo de autorizar: 1) la representación y la ejecución pública de sus obras, comprendidas la representación y la ejecución pública por todos los medios o procedimientos; 2) la transmisión pública, por cualquier medio, de la representación y de la ejecución de sus obras.

Asimismo el art.13 dispone en su inciso 1: “ Cada país de la Unión, podrá, por lo que le concierne, establecer reservas y condiciones en lo relativo al derecho exclusivo del autor de una obra musical y del autor de la letra, cuya grabación con la obra musical haya sido ya autorizada por este último, para autorizar la grabación sonora de dicha obra musical, con la letra, en su caso; pero todas las reservas y condiciones de esta naturaleza no tendrán más que un efecto estrictamente limitado al país que las haya establecido y no podrán, en ningún caso, atentar al derecho que corresponde al autor para obtener una remuneración equitativa fijada, en defecto de acuerdo amistoso, por la autoridad competente”. (58)

Convención de Roma sobre la Protección de los Artistas Intérpretes o Ejecutantes, los Productores de Fonogramas y los Organismos de Radiodifusión

La Convención de Roma sobre la Protección de los Artistas Intérpretes o Ejecutantes, los Productores de Fonogramas y los Organismos de Radiodifusión, firmada en Roma el 26 de Octubre de 1961 y aprobada por la República Argentina por Ley 23921 (59), consagra para éstos el derecho de propiedad intelectual y el derecho exclusivo a autorizar la reproducción, estableciendo en el art. 15 inc.1 que cada uno de los Estados Contratantes podrá establecer en su legislación excepciones a la protección concedida por la Convención en los casos siguientes: “a) cuando se trate de una utilización para uso privado”.(60)

Convenio de Ginebra para la Protección de los Productores de Fonogramas contra la Reproducción no autorizada de sus Fonogramas

El Convenio de Ginebra para la Protección de los Productores de Fonogramas contra la Reproducción no autorizada de sus Fonogramas, firmado en 1971 y ratificado por la Argentina por ley 19963, establece en su artículo 1: “Para los fines del presente convenio se entenderá por: a) fonograma: toda fijación exclusivamente sonora de los sonidos de una ejecución o de otros sonidos; b) productor de fonogramas: la persona natural o jurídica que fija por primera vez los sonidos de una ejecución u otros sonidos; c) copia: el soporte que contiene sonidos tomados directa o indirectamente de un fonograma y que incorpora la totalidad o una parte substancial de los sonidos fijados en dicho fonograma; d) distribución al público: cualquier acto cuyo propósito sea ofrecer, directa o indirectamente, copias de un fonograma al público en general o a una parte del mismo”.

Asimismo en su artículo 2 establece la obligación de los estados firmantes de proteger a los productores de fonogramas contra la producción de copias sin el consentimiento del productor, estableciendo expresamente: “Todo Estado contratante se compromete a proteger a los productores de fonogramas que sean nacionales de los otros Estados contratantes contra la producción de copias sin el consentimiento del productor, así como contra la importación de tales copias, cuando la producción o la importación se hagan con miras a una distribución al público, e igualmente contra la distribución de esas copias al público”.

Asimismo en su artículo 3 se establece que dicha protección puede hacerse efectiva mediante sanciones penales. (61)

 

Los Tratados de la OMPI

La Conferencia Diplomática de la OMPI sobre Ciertas Cuestiones relativas a los Derechos de Autor y Derechos Vinculados, celebrada en Ginebra, del 2 al 20 de diciembre de 1996, adoptó el Tratado de la OMPI sobre Derecho de Autor (WCT) y el Tratado de la OMPI sobre Interpretación o Ejecución y Fonogramas (WPPT), conocidos conjuntamente como "Tratados de Internet" y que fueron aprobados por la República Argentina por ley 25140 (62).

Estos tratados establecen normas básicas de protección para el derecho de autor y los derechos conexos en Internet y otras redes digitales, conteniendo una actualización general de los principios jurídicos que sustentan la protección internacional del derecho de autor y los derechos de los artistas intérpretes o ejecutantes y de los productores de fonogramas en el ciberespacio y, más especialmente, en Internet. Además precisan que la legislación nacional debe impedir el acceso y el uso no autorizado de obras de creación que, habida cuenta del alcance mundial de Internet, pueden ser descargadas en cualquier lugar del mundo con sólo apretar un botón.

Ambos tratados han sido ratificados por la República Argentina y están actualmente vigentes, ya que se estableció que entrarían en vigencia tres meses después de que 30 Estados hubiesen depositado sus instrumentos de ratificación o adhesión en poder del Director General de la OMPI. Obtenidas dichas ratificaciones al Tratado sobre Derecho de Autor (WCT), entró en vigencia el 6 de Marzo de 2002 y el Tratado sobre Interpretación o Ejecución y Fonogramas (WPPT), entró en vigencia el 20 de Mayo de 2002.

Si bien los tratados también contienen otras disposiciones, son de particular importancia por una serie de cláusulas que ofrecen respuestas a los desafíos impuestos por la tecnología digital.

Tratado de la OMPI sobre Derecho de Autor (WCT). Derechos de los autores.

Con relación a los autores de composiciones musicales el Tratado de la OMPI sobre Derecho de Autor (WCT) establece que el mismo es un arreglo particular en el sentido del art.20 del Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas, estableciendo la obligación de cumplimiento de lo dispuesto en el Convenio de Berna así como que el tratado no perjudicará ningún derecho u obligación que resulte del referido Convenio de Berna.

Recordemos que el Convenio de Berna establecía para el autor el derecho de propiedad intelectual de las obras literarias y artísticas, que están comprendidas en ellas las composiciones musicales con o sin letra.

El Tratado se refiere a los siguientes derechos de los autores:

- El derecho de distribución, que es el derecho a autorizar la puesta a disposición del público del original y de los ejemplares de una obra mediante venta u otra transferencia de propiedad,

- El derecho de alquiler, que es el derecho a autorizar el alquiler comercial al público del original y de los ejemplares de tres tipos de obras: i) programas de ordenador ii) obras cinematográficas, y iii) obras incorporadas en fonogramas, tal como lo establezca la legislación nacional de las Partes Contratantes, excepto para los países que desde el 15 de abril de 1994 aplican un sistema de remuneración equitativa respecto de este alquiler.

- El derecho de comunicación al público, que es el derecho exclusivo a autorizar cualquier comunicación al público por medios alámbricos o inalámbricos, comprendida la puesta a disposición del público de sus obras de tal forma que los miembros del público puedan acceder a estas obras desde el lugar y en el momento que cada uno de ellos elija.

El Tratado establece que se podrán preveer en las legislaciones nacionales, limitaciones o excepciones a los referidos derechos en ciertos casos especiales que no atenten a la explotación normal de la obra ni causen un perjuicio injustificado a los intereses legítimos del autor.

El Tratado obliga a las Partes Contratantes a proporcionar protección jurídica adecuada y recursos jurídicos efectivos contra la acción de eludir las medidas tecnológicas efectivas (por ejemplo, la codificación) utilizadas por los autores en relación con el ejercicio de sus derechos.

El Tratado obliga a cada Parte Contratante a adoptar, de conformidad con su sistema jurídico, las medidas necesarias para asegurar la aplicación del Tratado.

Tratado de la OMPI sobre Interpretación o Ejecución y Fonogramas (WPPT)

El Tratado establece en su art.1 que ninguna disposición del Tratado irá en detrimento de las obligaciones que las partes tienen en virtud de la Convención de Roma.

El Tratado concede protección a los derechos de propiedad intelectual de:

- Los artistas intérpretes o ejecutantes (actores, cantantes, músicos, bailarines etc.),

- Los productores de fonogramas que son la persona natural o jurídica que toma la iniciativa y tiene la responsabilidad económica de la fijación de los sonidos.

Con relación a los artistas intérpretes o ejecutantes, se reconocen cuatro tipos de derechos patrimoniales exclusivos respecto de sus interpretaciones o ejecuciones fijadas en fonogramas:

- El derecho de autorizar la reproducción directa o indirecta de sus interpretaciones o ejecuciones fijadas en fonogramas, por cualquier procedimiento o bajo cualquier forma (Art.7).

- El derecho de distribución, que es el derecho a autorizar la puesta a disposición del público del original y de los ejemplares de sus interpretaciones o ejecuciones fijadas en fonogramas mediante venta u otra transferencia de propiedad (Art.8).

- El derecho de alquiler, que es el derecho a autorizar el alquiler comercial al público del original y de los ejemplares de sus interpretaciones o ejecuciones fijadas en fonogramas tal como está establecido en la legislación nacional de las Partes Contratantes (Art.9).

- El derecho de puesta a disposición, que es el derecho a autorizar la puesta a disposición del público de sus interpretaciones o ejecuciones fijadas en fonogramas, ya sea por hilo o por medios inalámbricos, de cualquier interpretación o ejecución fijada en un fonograma, de tal manera que los miembros del público puedan tener acceso a ellas desde el lugar y en el momento que cada uno de ellos elija (Art.10).

Se reconocen también derechos patrimoniales a los artistas intérpretes o ejecutantes respecto de sus interpretaciones o ejecuciones no fijadas.

El Tratado reconoce además a los artistas intérpretes o ejecutantes derechos morales: el derecho a reivindicar ser identificado como el artista intérprete o ejecutante y el derecho a oponerse a cualquier deformación, mutilación u otra modificación que cause perjuicio a la reputación del artista intérprete o ejecutante.

Con relación a los productores de fonogramas, el Tratado les concede cuatro tipos de derechos patrimoniales respecto de sus fonogramas:

- El derecho de autorizar la reproducción directa o indirecta del fonograma por cualquier procedimiento o bajo cualquier forma (Art.11).

- El derecho de autorizar la puesta a disposición del público del original y de los ejemplares del fonograma mediante venta u otra transferencia de propiedad (Art.12).-

- El derecho de autorizar el alquiler comercial al público del original y de los ejemplares del fonograma, tal como está establecido en la legislación nacional de las Partes Contratantes (art.13).

- El derecho de autorizar la puesta a disposición del público del fonograma, por hilo o por medios inalámbricos, de tal manera que los miembros del público puedan tener acceso a ellos desde el lugar y en el momento que cada uno de ellos elija (Art.14).

El Art.16 establece que las partes podrán preveer en sus legislaciones, tanto respecto de los artistas intérpretes o ejecutantes como de los productores de fonogramas, las limitaciones o excepciones que contienen actualmente sus legislaciones con respecto a la protección de los derechos. Se agrega también allí que las partes restringirán cualquier limitación o excepción a ciertos casos especiales que no atenten a la explotación normal de la interpretación o ejecución ni causen un perjuicio injustificado a los intereses legítimos del artista intérprete o ejecutante o al productor de fonogramas.

Creemos de fundamental importancia señalar que en la declaración concertada respecto de los Art.7, 11 y 16, y referida al derecho de reproducción se establece:

“El derecho de reproducción, según queda establecido en los Art.7 y 11, y las excepciones permitidas en virtud de los mismos en el Art.16, se aplican plenamente al entorno digital, en particular a la utilización de interpretaciones o ejecuciones y fonogramas en formato digital. Queda entendido que el almacenamiento de una interpretación o ejecución protegida o de un fonograma en forma digital en un medio electrónico constituye una reproducción en el sentido de esos artículos”.

FIGURA DE COPIA PRIVADA

¿Es legal descargar música online para uso particular?

La Copia Privada es un límite al derecho exclusivo de los autores que permite a una persona realizar la copia de una obra para uso privado (entorno familiar) sin ánimo de lucro. No se debe confundir la "copia privada" con copia de seguridad que se aplica solamente a programas informáticos, ni tampoco tiene relación alguna con la piratería.

Según lo establecido en el Convenio de Berna en su artículo 9 y en la Ley de Propiedad Intelectual en el artículo 40bis, estos límites a los derechos de los autores se deben interpretar de tal manera que permitan su aplicación de forma que la explotación de la obra no cause un perjuicio injustificado a los intereses legítimos del autor y que tampoco vayan en detrimento de la explotación normal de las obras a que se refieran.

Artículo 31. Reproducciones provisionales y copia privada.

1. No requerirán autorización del autor los actos de reproducción provisional a los que se refiere el artículo 18 que, además de carecer por sí mismos de una significación económica independiente, sean transitorios o accesorios y formen parte integrante y esencial de un proceso tecnológico y cuya única finalidad consista en facilitar bien una transmisión en red entre terceras partes por un intermediario, bien una utilización lícita, entendiendo por tal la autorizada por el autor o por la ley.

2. No necesita autorización del autor la reproducción, en cualquier soporte, de obras ya divulgadas cuando se lleve a cabo por una persona física para su uso privado a partir de obras a las que haya accedido legalmente y la copia obtenida no sea objeto de una utilización colectiva ni lucrativa, sin perjuicio de la compensación equitativa prevista en el artículo 25, que deberá tener en cuenta si se aplican a tales obras las medidas a las que se refiere el artículo 161. Quedan excluidas de lo dispuesto en este apartado las bases de datos electrónicas y, en aplicación del artículo 99.a), los programas de ordenador.

En España actualmente, y tras la reciente modificación de la Ley de Propiedad Intelectual por la Ley 23/2006, están permitidas las copias de obras literarias, artísticas o científicas sin previa autorización de los titulares de propiedad intelectual, siempre y cuando se haya accedido a la obra lícitamente, y la copia no sea utilizada con fines colectivos ni lucrativos.

COPIA PRIVADA: Cabe destacar que la Ley establece que el delito penal de reproducción de un fono-grama sin autorización, solo se configura cuando el acto se realiza con fines de lucro.

La SGAE ha afirmado en ocasiones que para que la copia sea legal, debe ser hecha directamente del original. De forma similar, en algunos casos, medios de comunicación, organizaciones y empresas parecen no tener clara la legislación e insisten en afirmar que es necesario ser propietario del original para poder hacer una copia privada, requisito que según la legislación vigente sólo es necesario para el caso de las copias de seguridad de software.

CASOS A NIVEL MUNDIAL

Caso España.

Sentencia absolutoria en España por intercambio de archivos en Internet[16]

El fallo considera que el intercambio de archivos no es constitutivo de delito por la no existencia de ánimo de lucro y lo considera además copia privada.

La sentencia:

"Siendo ello así, lo que no es cierto es que de los hechos declarados probados, se deduzca la existencia de ese dolo específico que la norma requiere, pues como es conocido, es de los actos externos y objetivos de los que hay que inferir ese elemento tan íntimo como es la intencionalidad del agente, actos que en el caso que nos ocupa aparecen en sentido negativo con meridiana claridad y que son, entre otros y fundamentalmente, la ostentosa proclamación en sus múltiples mensajes de correo enviados que su intención no es en ningún caso comercializar con el material audiovisual del que dispone sino simplemente hacerse con copias de productos que le interesan bien a través de descargas de la red o bien mediante el intercambio con otros usuarios de Internet.

En efecto, de la única prueba objetiva que se ha practicado consistente en el informe del perito Sr. Larraona Cajigas, no cabe llegar a otra conclusión: ni mediaba precio ni aparecían otras contraprestaciones que la propia de compartir entre diversos usuarios el material del que disponían. Y a juicio de esta Juzgadora ello entra en conexión con la posibilidad que el art. 31 de la Ley de Propiedad Intelectual establece de obtener copias para uso privado sin autorización del autor; sin que se pueda entender concurrente ese ánimo de obtener un beneficio ilícito. Entender lo contrario implicaría la criminalización de comportamientos socialmente admitidos y además muy extendidos en los que el fin no es en ningún caso el enriquecimiento ilícito, sino el ya reseñado de obtener copias para uso privado. Todo ello lleva a la conclusión de que en este caso no se ha producido una infracción merecedora de sanción penal".[17]


Caso Kazaa

La red de intercambio de archivos Kazaa perdió la batalla contra las discográficas y debió llegar a un acuerdo extrajudicial por el que acordó pagar 100 millones de dólares y convertirse en un servicio legal de pago. [18]

Acciones Legales[19]:

Hoy, en más de 15 países se lanzan más de 2000 nuevas demandas contra individuos que piratean música en Internet a través de los principales servicios peer – to – peer.

Los principales países son:

Estados Unidos, Austria, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Japón, Holanda, Inglaterra, Canadá, China, Corea del Sur, España, Suiza, Suecia, Hong Kong, Singapur y Argentina.

 

 

PÁGINAS EN LA MIRA


Software, música y películas

- www.edonkey2000.com

- www.astalavista.com

- www.bearshare.com

- www.shareaza.com

- www.emule-project.net

- www.morpheus.com

- www.download.com

- www.thepiratebay.org

- www.bittorrent.org

Sólo música

- www.lastfm.com

- www.pandora.com

- www.kazaa.com

Por piratería

- www2.piratpartiet.se

- www.pirate-party. us

 

MUNDO CIBERPIRATA

 

Software

- 77% pirata; $546 millones de pérdida

Película

- 80% pirata, $300 millones de pérdidas

Música

- $608 millones de pérdidas;412 millones de canciones se bajan por año

- 31 millones de discos; el doble de las ventas anuales de música legal

 

MARCO LEGAL EN ARGENTINA

El derecho de los autores sobre sus obras musicales es un derecho de propiedad intelectual plenamente reconocido en diversos tratados internacionales así como en todos los sistemas jurídicos del mundo.

- Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas;

- Convención de Roma sobre la Protección de Artistas Interpretes o Ejecutantes, los Productores de Fonogramas y los Organismos de Radiodifusión;

- Convenio de Ginebra para la Protección de los Productores de Fonogramas contra la Reproducción no autorizada de sus Fonogramas;

- Tratado de la OMPI sobre derecho de Autor (WCT) y el Tratado de la OMPI sobre la Interpretación o Ejecución y Fonogramas (WPPT)

Responsabilidad Civil o Penal en el copiado de temas musicales

En la Argentina la Ley 11723 de Propiedad intelectual incluye expresamente a las composiciones musicales y a los fonogramas dentro de la protección que la Ley otorga a las obras científicas literarias y artísticas, amparando los derechos del autor y del productor de fonogramas. Asimismo la Ley protege contra la reproducción autorizada de cualquier forma.

Consecuentemente, la reproducción sin autorización de su autor, configura para el régimen normativo argentino un ilícito de carácter civil.

En la Argentina, a diferencia de países como España o Francia no existe la figura de “Copia Privada” y consecuentemente tampoco fallos en ese sentido. "En nuestra ley ni siquiera está prevista la copia privada, declara la doctora Inés García Holgado en el articulo [20]

CAPIF[21], representando a la industria argentina de la música anuncia las primeras 20 demandas contra grandes uploaders de archivos de música protegidos por propiedad intelectuales. Esta campaña comenzó a nivel mundial en 2004 y está ayudando a contener la piratería en Internet a pesar del gran crecimiento de las conexiones de banda ancha y también a impulsar el marcado digital legítimo. El número de archivos de música circulando en las redes peer to peer dejó de crecer y se mantuvo estable en 900 MM de tracks durante el primer semestre del año 2005, mientras que la penetración de banda ancha creció un 13%.

Las acciones legales llegan luego de una campaña de información y concientización del público impulsada por la industria de la música.

En octubre 2005, CAPIF sentó precedente, iniciando acciones legales contra Telefónica a raíz de la campaña publicitaria de Speedy (ISP) en la cual bajo el mensaje “Baja toda tu música” promovía la venta de servicios de conexión de banda ancha a Internet.

Más de 25.000 mensajes instantáneos se enviaron a los usuarios argentinos de Kazaa en los que se los alertaban sobre posibles infracciones a la ley de propiedad intelectual y se les explicaba cómo prevenir las acciones legales que estas actividades pudieran generar.

A lo largo del año se enviaron guías explicativas a instituciones educativas. Una de las claves para prevenir estos ilícitos tomar conciencia de las ilegalidad y consecuencias derivadas de la piratería.

La consultora[22] Cuore Consumer Research, realizó 700 encuestas en los principales núcleos urbanos del país. De este relevamiento surgieron las siguientes cifras:

- El 75% de los consumidores de música tienen acceso a Internet.

- El Perfil predominante usuarios peer-to-peer:

. Nivel Socio-Económico alto, medio-alto, de los cuales sólo 6% pertenecen a NSE bajos

. En su gran mayoría, son los jóvenes de menos de 24 años, quienes son más proclives a descargar novedades o discos recién lanzados.

. Entre los mayores de 25, predomina la descarga de música por catalogo.

. Hay una preferencia marcada por la descarga de tracks (canciones sueltas) y no álbumes completos.

. Del total de consumidores de música que tienen acceso a Internet, solo el 39% declara que descarga música.

. La descarga ilegal disminuyó luego de la campaña de concientización, a pesar de que el uso de plataformas P2P creció mucho Ej.: Emule, Ares, y Bearshare.

. La venta de acceso a Banda Ancha crece en este segmento, como aspiracional de conexión.

. 7 de cada 10 personas son concientes de que el intercambio de archivos de música no autorizado, es ilegal.

Juan Pablo Gallego, especialista en Legislación vinculada con las nuevas tecnologías, intenta explicar el marco legal de Internet (o más bien su inexistencia):

“Existe un vacío legal en cuanto al amparo o a la protección de bienes inmateriales, y los datos almacenados en soportes magnéticos constituyen bienes intangibles no enunciados en la norma penal. Así fue sostenido en la jurisprudencia en los casos más notorios. Además internet es también una zona gris para los propios jueces, la mayoría de los cuales no tienen, en general, la formación para comprender jurídicamente lo que ocurre en el ciberespacio”.[23]

Y si no hay ley que sancione, entonces, no hay delito. Lo subraya Gallego: “Puede decirse que bajar una película de Internet de algún sitio de intercambio no puede entenderse como una copia, ni como una reproducción, ni como distribución de ésta. Simplemente retrata de un usuario de ese sitio que accede a ese soporte magnético intangible y guarda en un archivo de su computadora. Por eso, si existiera persecución penal de esa conducta, muy probablemente se aplicaría la doctrina sentada y ese usuario que baja una película no sería penalizado”.

En la organización que agrupa las compañías discográficas, sostienen algo que no coincide con la opinión antes expresada. En noviembre del año 2005 lanzaron la primera artillería, siguiendo la experiencia de otros países. Iniciaron 20 acciones judiciales contra quienes comparten música en Internet. Javier Delupí, director ejecutivo de APDIF (Asociación para la protección de Derechos de Propiedad Intelectual) puntualiza los objetivos del modus operandi: “La intención es que los usuarios tomen conciencia sobre las implicancias de estas practicas ilegales. Cuando se comparte música online sin ser el propietario de los derechos, no sólo se está violando la propiedad intelectual, sino que se está contribuyendo para que los artistas no puedan vivir de su trabajo”.

CASOS A NIVEL LOCAL

Las estadísticas dicen que 9 de las 20 personas demandadas en nuestro país llegaron a un arreglo, durante la mediación judicial. Es decir, pagaron ante el temor de tener que desembolsar más si perdían el juicio (la persona que más pagó tuvo que desembolsar $15.000 pesos). Otras 11 se negaron a conciliar e intentarán que un juez les dé la razón.

¿Cuál fue el criterio para elegirlos como chivos expiatorios?

Que estuvieran compartiendo más de tres mil canciones en Kazaa o en BearShare. Todos tienen entre 15 y 25 años.

En la Argentina se bajan productos de Internet por casi $1.500 millones de pesos al año.

Argentina: 20 personas denunciadas

La que más pago: $15.000 pesos

La que menos pagó: $1.500 pesos

 

Fuente: infografía S.Ucedo (Perfil- Domingo 30-jul-06)

Son decenas y decenas las páginas desde donde se puede bajar música, películas y programas. Sólo hace falta una PC potente y una conexión a la web de alta velocidad.

En agosto 2006 CAPIF lanzó una campaña educativa "Todo empieza con una canción” con el objeto de concientizar y promover el respeto y la protección de la creación artística en general.

CREATIVE COMMONS: UNA MIRADA DIFERENTE DEL COPYRIGHT

Definición y Concepto

Creative Commons es una organización sin fines de lucro, que nace en respuesta a una nueva tendencia cultural que busca fomentar la creatividad y la promoción musical.

El lema de esta organización es “usar derechos privados para crear bienes públicos”, cambiando el sello “todos los derechos reservados” por “algunos derechos están reservados”. Desde su página web, Creative Commons ofrece distintos tipos de licencias, cada una con diferentes configuraciones o principios como el derecho del autor original a dar libertad para citar su obra, reproducirla, crear obras derivadas, ofrecerla públicamente y con diferentes restricciones como asi también no permitir el uso comercial o respetar la autoría original. [24]

Sus mentores, fueron reconocidos músicos del mundo off line: David Byrne y Gilberto Gil, quienes forman parte de este proyecto en el cual si el autor lo desea, determinados productos que disfrutan del copyright normal en los países más desarrollados, pueden ser copiados y distribuidos libremente en los países menos desarrollados.

A nivel local, encontramos a Daniel Melero, un músico que ha roto con las reglas tradicionales y editó su último disco Acuanauta en Internet, donde puede ser descargado en forma gratuita desde cualquier PC. Sostiene que Internet es un medio que genera nuevas oportunidades al artista, que antes no existían.

En una entrevista exclusiva con el Diario Perfil, Daniel sostiene: “Piratería no es lo que ocurre en internet. Piratería es lo que ocurre en las esquinas, donde te venden discos copiados, con eso sí estoy en desacuerdo. La música es información. Y lo que ocurre en Internet es un intercambio de esta información. Pretender prohibirlo me parece inmoral, e implica prácticamente la prohibición de Internet.”

DESARROLLANDO UN NUEVO MODELO DE NEGOCIOS:

Descarga de Música Legal en Internet

Según información del CAPIF, en el 2005 ya existían más de 300 sitios en distintos países que ofrecen música en forma legítima.

Las ventas de música digital se triplicaron en la primera mitad del año y representan el 6% de los ingresos de la industria discográfica internacional. ITunes ofrece un catalogo de 1.5 millones de tracks y es seguido de cerca por Napster que ofrece 1.2 millones.

Argentina está experimentando ciertos cambios que apuntan hacia la revolución digital que viene cambiando la forma de comercializar y escuchar la música. Algunas de las empresas que están marcando rumbo en la tendencia de los nueeuvos negocios basados en la bajada de música legal son Claxon, DBN, EPSA, INFOBAE y MUSIMUNDO, estas compañías han lanzado o lanzarán sitios de venta de música digital en Argentina en el año 2006. [25]

Caso 10Musica.com

A diferencia de lo que ocurre con los sistema como el Kazaa y el Bit Torrent los servicios de música digital legitima ofrecerán garantías de calidad, seguridad contra virus, portales fáciles de usar y, por supuesto, la opción de comprar el álbum completo o solamente un track. El lanzamiento de sitios de música digital en Argentina es inminente. La industria de la música se prepara para poner a disposición del público catálogos en formato digital, pero al mismo tiempo esta decidida a proteger a la música de ser robada.

La industria de los contenidos audiovisuales sigue explorando nuevos y diferentes modelos para adaptarse a la era digital. Un primer paso lo dio Apple con iTunes, cuando señaló a la industria discográfica que su negocio era vender música, no discos, aunque probablemente no es el modelo definitivo marca la tendencia de entender la reconversión de la industria musical. Sin lugar a dudas uno de los problemas actuales para la industria es que gran parte los consumidores, en especial los más jóvenes y más adaptados al uso de las nuevas tecnologías ya se acostumbraron a que no tienen que pagar para acceder a los contenidos que desean. De tal manera lo entendió SpiralFrog, un sitio de Internet que anunció un acuerdo con Universal Music Group para ofrecer a partir del mes de diciembre descargas legales de música y videos, todo en forma gratuita, la financiación vendrá por parte de los anunciantes que decidan alcanzar a los usuarios con publicidad. El acuerdo con la compañía discográfica asegura un catálogo con millones de canciones, muchas de artistas internacionales. Además, los contenidos contarán con software para proteger los derechos de autor y evitar las copias ilegales.

Microsoft se encuentra desarrollando un entorno para la música digital similar al que permite a Apple dominar este mercado: reproductor digital (iPod) y tienda online (iTunes Music Store). Aparentemente, la idea es atender al público que no entra en el sistema cerrado de iPod con iTunes, ya que los contenidos tendrán el formato WMA de Microsoft, el cual no funciona con los iPod sin conversión previa. Los productos de la gama Zune llegarían al mercado antes de fin del 2006, y según fuentes de la industria citadas por Reuters lo que estará listo para Navidad es un reproductor de archivos multimedia al que podrán descargarse vídeos y música mediante una conexión
inalámbrica. La apuesta de este gigante del software supone un duro golpe para los tradicionales competidores del iPod, compañías como Creative o iRiver, la incursión en el negocio de Microsoft transformará definitivamente el mercado, y aún más si logran interesar a los artistas lograrán y el consumidor.

Un ejemplo de negocio dentro del nuevo modelo, lo ofrece PassAlong Networks que brinda un servicio para download digital y que ha adquirido licencias de 4 de las compañias discográficas más importantes para comercializar downloads digitales a través de Internet. La empresa ofrece en el segmento B2B una plataforma que posibilita a otras empresas lanzar negocios digitales que ofrezcan la bajada de música legal.

Es importante destacar que muchos de los contenidos que se consumen online nunca podrían estar disponibles masivamente de no ser por Internet. En otras palabras, muchos de los éxitos de Internet se deben al famoso efecto de red consecuencia del ingreso de más y más usuarios.

Otro caso es el sitio GoEar, una suerte de YouTube de la música. En este site los usuarios pueden subir canciones, armar listas de reproducción, buscar los temas favoritos y enviarle el link a un amigo o incorporar el tema a su blog o sitio Web a través del código html. Posibilita abrir los archivos en una pequeña ventana y la calidad del sonido es excelente.

Evidentemente Internet le ha dado poder a los consumidores. También EMI una de las grandes compañías discográficas decidió aprovechar la sinergia de Internet y su viralidad para promocionar algunos de sus bandas y solistas. Hoy en día, los adolescentes, que además son los mayores consumidores de la industria de la música se recomiendan unos a otros sobre qué escuchar, ver o comprar a través de los mensajes y las listas que se publican en estas comunidades online. "OK Go", una de los grupos de rock alternativo menos conocidos de la discográfica EMI, rodó en el patio de la casa de uno de sus integrantes el vídeo de uno de sus temas, "A Million Ways", en el que los integrantes del grupo realizaban un original baile sincronizado. El vídeo llegó a YouTube, donde en pocos meses se convirtió en el video musical más demandado con más de nueve millones de descargas.

Recientemente en los primeros día de septiembre 2006 YouTube.com firmó un acuerdo comercial con Warner Music Group, el pacto permitirá que unas de las más importantes discográficas del mundo distribuya sus videos, escenas entre bastidores, entrevistas con los artistas y programación original. Asimismo otro de los alcances de este acuerdo es que todos los usuarios de YouTube podrán incorporar música del catalogo de Warner los videos que creen y coloquen en la red, también ambas compañías producirán y compartirán ingresos de la publicidad que acompañará a los videos.[26]

Estos son sólo algunos de los diversos ejemplos de que las compañías discográficas y de que la industria del software están entrando en el negocio y buscando opciones de modelos de negocios que saquen provecho del uso de Internet para el consumo de música

Algunos factores que alientan el desarrollo de la música digital

- Desarrollo de red de acceso por distintas tecnologías: Banda Ancha, Wi-Fi, eléctrico (guerra entre Telcos (Telecomunicaciones), Cableros (Cables) + Edes (Suministro eléctrico)

- Mejoras cuali (velocidad) y cuanti (precios por mayor competencia).

- Mayor accesibilidad (nuevas tecnologías permitirán acceso a zonas suburbanas o rurales)

- Nuevos dispositivos reproductores de MP3 (mejoras en funcionalidad, performance, tamaño y precios como respuesta a la gran competitividad del sector).

- Nuevas formas de pago: además de las ya tradicionales tarjetas de crédito para realizar transacciones on line, también ya hay disponibles tarjetas prepagas comercializadas en retails. En Argentina, este modelo ya está vigente con 10musica.com.

- Excelentes perspectivas del sector del entretenimiento digital (creación y distribución de contenidos en diferentes formatos como audiovisuales, música o videojuego.

- Paralelamente, las ventas a través de tiendas online, las suscripciones a servicios de música y la descarga de ringtones han logrado aumentar las ganancias de los sellos discográficos, en un contexto donde los formatos tradicionales, como el CD, están decayendo. Se calcula que desde su creación, la tienda online de Apple ­iTunes- vendió más de 1.000 millones de canciones.[27]

CONCLUSIÓN:

Los actuales sistemas peer-to-peer y quienes se sirven de ellos para obtener copias de obras musicales protegidas, están incurriendo en infracción de derechos de autor y por ello pueden ser procesados no sólo civil, sino penalmente, en caso de probarse un rédito económico. En este sentido, los tratados de la OMPI sobre los derechos de autor y derechos conexos, son claros al respecto de que la distribución y reproducción pública de cualquier obra a través de las nuevas tecnologías es un derecho exclusivo de los titulares de dichos derechos.

Al lado de la responsabilidad legal de los usuarios de dichos programas, está la eventual responsabilidad de los proveedores de acceso a Internet (ISP), quienes deberían asegurarse de que por su acción, omisión o negligencia no se cometan infracciones de derechos de autor. La tendencia mundial marca que los ISP no son responsables en aquellos eventos en que, por la naturaleza de la labor que prestan, deban realizar actos que bajo una estricta óptica y un criterio de responsabilidad objetiva, pudieran ser considerados infracción de derechos de autor.

Dentro del mercado de producción digital, hay dos visiones con intereses antagónicos, siendo:

Los grandes sellos discográficos, que poseen contratos con artistas reconocidos y consideran a las redes P2P como una fuerte amenaza, razón por la cual hasta el momento han demostrado una clara actitud defensiva, en pos de conservar su sistema de mercadeo tradicional, el cual no responde a las nuevas conductas y hábitos de las nuevas generaciones.

Uno de los argumentos que han sostenido con poco entendimiento de las necesidades y modalidades de consumo, es que la venta unitaria de singles (una sola canción) les genera menores beneficios que la venta tradicional en el soporte de CD.

Tras años de mantener esta posición, en la cual las discográficas parecieran no haber encontrado un modelo de negocios sustentable por sí mismo, se vislumbran sellos como EMI Group o Warner, quienes están decididos a aprovechar el potencial de Internet como plataforma de promoción y difusión de sus artistas, acompañado por campañas de venta online. La tendencia indica que las compañías están comenzando a valorar la difusión del "Word of Mouse" (boca a boca) como herramienta de viralidad y llegada a más consumidores, y como la posibilidad de estrenar y lanzar en diferentes mercados geográficamente distantes al mismo tiempo y con bajo costo por contacto.

Por otro lado y en la posición opuesta, encontramos a aquellos nuevos artistas, quienes no cuentan con el respaldo de las grandes discográficas para que financien su carrera, y ven a Internet como una gran oportunidad de difundir su música, aunque ésto no redunde en beneficios económicos directos. En este sentido, un claro ejemplo es la banda de Rock "OK Go"[28], que se sirvió del portal Youtube.com para promocionar y posicionar sus creaciones musicales.

En respuesta a esta corriente cultural que prioriza la difusión por sobre los beneficios económicos directos, dentro de un marco legal de protección de derechos de autor, surgen propuestas como Creative Commons que dan sustento legal a las innovaciones.

Estas innovaciones pueden generar nuevos tipos de negocio, donde las compañías discográficas podrían asociarse con los artistas y los ISP, ampliando las fronteras de los tradicionales recitales, penetrando un nuevo mercado que por cuestiones de costos, limitaciones físicas de estadios o teatros, y distancias, no acceden a un show in situ. De esta forma, el lanzamiento de un nuevo disco o una gira, podría convertirse en un negocio en sí mismo, por el cual la gente va a pagar por el valor del instante único y en vivo.

El desafío es lograr que las nuevas tecnologías digitales se conviertan en aliadas e impulsoras de la industria musical de forma legal. Para ello, es clave desarrollar mecanismos de protección de los derechos de autor, utilizando nuevos tipos de herramientas de copyright, como el DRM, y protección de los contenidos, donde el rápido avance de la tecnología no dañe en forma permanente e irreversible al mercado.

En consecuencia, la conectividad tecnológica transformará la manera en que la gente vive e interactúa.

En respuesta a cambios en la regulación del mercado y junto con el advenimiento de nuevas tecnologías, florecen modelos de negocios no tradicionales, a menudo coexistiendo en el mismo mercado y en el mismo nicho. Internet rompe el monopolio del negocio discográfico de productoras y distribuidoras. No las elimina, sino que se suma a ellas en competencia. Se genera en cierta manera una reconversión de la industria musical tal como la conocíamos, propiciada por una diversificación de la oferta donde es fundamental que el marco regulatorio sea moderno y se adapte a los cambios.

GLOSARIO

A

ARGENTORES:

La Sociedad General de Autores de la Argentina -ARGENTORES- es una Asociación Civil de carácter profesional y mutual, constituída el 17 de diciembre de 1934. Tiene como objetivo la protección legal, tutela jurídica y administración de los derechos de autor y, a través de estas acciones, el enaltecimiento de la producción del autor destinada al teatro, cine, radio y televisión.[29]

APDIF :

Asociación para la protección de derechos de propiedad intelectual

AADI CAPIF:

Representa a la Industria Argentina de la música. Es una organización sin fines de lucro integrada por compañías discográficas multinacionales e independientes.

Es miembro de la Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI).

El 25 de junio de 1958, la Cámara Argentina de Productores de Fonogramas y Videogramas recibió la Personería Jurídica a través del Decreto del Poder Ejecutivo Nº 1715.

D

Download:

Descargar o transferir un fichero (archivo, información, etc.) desde un ordenador remoto hasta el nuestro[30]

DRM: (Digital Rights Management):

Digital a Gestión de derechos digitales o gestión de restricciones digitales (abreviado en inglés DRM) es un término que aglomera todas las tecnologías orientadas a ejercer restricciones sobre los usuarios de un sistema o forzar los derechos digitales permitidos, por comisión de los poseedores de derechos de autor e independientemente de la voluntad de uso del usuario del sistema. Generalmente estos dispositivos son instalados como condición previa a la distribución de software no libre, obras musicales, libros electrónicos o cualquier tipo de archivo sujeto a derechos de autor. En algunos casos, las restricciones aplicadas se extienden más allá de los archivos que debían proteger, agregando restricciones sobre el uso de otros documentos o aplicaciones presentes en el ordenador.

E

EFF

Electronic Fronter Foundation (www.eff.org)

Es una organización sin ánimo de lucro que trabaja en el interés público para proteger las libertades civiles y la libre expresión en el mundo digital. Los abogados, tecnólogos y activistas de EFF defienden la libertad de expresión, la adecuada aplicación de los derechos de propiedad intelectual e industrial, la privacidad y la innovación, representando a personas cuyos derechos y libertades se ven amenazados.

F

Fonograma y videograma:

El fonograma es un bien inmaterial: no es el disco, sino la primera fijación de una grabación exclusivamente sonora. Cuando se habla de fonograma, se habla exclusivamente de sonido. Si se fija audio y video ya no se está ante un fonograma, sino ante un videograma.

I

IFPI -International Federation of Phonogram and Videogram Producers

IFPI representa a la industria discográfica mundial, con más de 1.450 miembros de 75 países y asociaciones sectoriales afiliadas en 48 países. CAPIF es miembro de IFPI.

Prioridades de la IFPI

- Promover el acceso igualitario al mercado y la existencia de una legislación adecuada sobre propiedad intelectual.

- Contribuir al desarrollo de unas condiciones legales y tecnológicas adecuadas para que la industria discográfica avance en la era digital.

- Promocionar la importancia de la música en el desarrollo de las economías, así como en la vida social y cultural.

* Prevenir el fraude

ISP:

Internet Service Provider: Término que designa a la compañía que provee el servicio de Internet.

O

OMPI - Organización Mundial de la Propiedad Intelectual:

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) es una organización especializada de las Naciones Unidas, creada en 1967, dedicada a fomentar el uso y la protección de las obras del intelecto humano. Dichas obras -la propiedad intelectual- amplían las fronteras de la ciencia y la tecnología y enriquecen el mundo de la literatura y de las artes. Gracias a su labor, la OMPI desempeña una función importante en la mejora de la calidad de vida y su disfrute, además de generar riqueza para las naciones.

Con sede en Ginebra (Suiza), la OMPI es uno de los 16 organismos especializados del sistema de organizaciones de las Naciones Unidas. Tiene a su cargo la administración de 23 tratados internacionales que abordan diversos aspectos de la protección de la propiedad intelectual. La Organización tiene 183 Estados miembros.

P

Propiedad intelectual:

Se refiere a las creaciones de la mente: invenciones, obras literarias y artísticas, así como símbolos, nombres e imágenes utilizadas en el comercio. La propiedad intelectual se divide en dos categorías:

- La propiedad industrial, que incluye invenciones, dibujos y modelos industriales, circuitos integrados, marcas e indicaciones geográficas.

- El derecho de autor, que incluye obras literarias como novelas, poemas y obras de teatro, películas, obras musicales, obras artísticas, como dibujos, pinturas, fotografías y esculturas y diseños arquitectónicos.

Los derechos conexos al derecho de autor incluyen los derechos de los artistas, intérpretes o ejecutantes en el marco de su interpretación o ejecución de los productores de fonogramas y de los organismos de radiodifusión en sus programas de radio y televisión.

R

RIAA - Recording Industry Association of America

RIAA, traducción al español: Asociación de la Industria Discográfica de Estados Unidos, es una asociación estadounidense que representa a la industria discográfica y es la que certifica los discos de oro y platino en los Estados Unidos. Fue fundada en 1952.

S

SADAIC: Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música

Entidad argentina de gestión colectiva dedicada a la defensa de los derechos de autor de sus socios.

SGAE: La Sociedad General de Autores y Editores

Es una entidad española de gestión colectiva dedicada a la defensa de los derechos de autor de sus socios, entre los que se cuentan toda clase de artistas y empresarios del negocio de la cultura.

U

Upload:

Transmisión de archivos de un ordenador a otro, desde el punto de vista del emisor.

FUENTES Y BIBLIOGRAFÍA:

- Esquemas de DERECHO LABORAL y de DERECHO INFORMÁTICO, Horacio Fernández Delpech, Universidad Libros - Buenos Aires

- RÉGIMEN LEGAL DE PROTECCIÓN DE LA OBRA MUSICAL EN LA REPÚBLICA ARGENTINA, Horacio Fernández Delpech, Universidad Libros - Buenos Aires

- CAPIF: www.capif.org.ar

- The Recording Industry 2006 – Piracy Report “Protecting Creativity in Music” http://www.ifpi.org/site-content/library/piracy-report2006.pdf

- Noticias Jurídicas : http://noticias.juridicas.com/areas_virtual/Articulos/20-Derecho%20Inform%e1tico/200003-Legalia.htm

- Horacio Fernandez Delpech: http://www.hfernandezdelpech.com.ar/

- IP Reserarch: http://www.ipresearch.com.ar/es/faqs.htm

- Alfa-Redi “Revista de Derecho Informático”: http://www.alfa-redi.org/ar-dnt.shtml

- Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/P2p

- http://metabolik.hacklabs.org/alephandria/

- http://www.pro-music.org.ar

- http://www.wipo.int/portal/index.html.es

- http://hbswk.hbs.edu/item/4206.html

- http://www.iis.fraunhofer.de/amm/techinf/layer3

- http://www.lessig.org/

- http://www.copyright.gov/circs/circ1-espanol.html

- Diario Perfil “El Observador”, Domingo 30 de Julio 2006 -

- Revista Muy Interesante, Agosto 2006 - Entrevista a Lawrence Lessig La era digital necesita un nuevo tipo de copyright. Impulsor de Creative Commons Protect, Experto en Derecho de autor en Internet.

- Comentarios, publicación electrónica de Carrier y Asoc. 4 sep 2006

- Sistemas peer-to-peer para el intercambio de música en internet. De la ilegalidad de Napster a la Legalidad de Kazaa, Grokster, Gnutella y Streamcast. Felipe Sánchez Iregui. www.enewnesslaw.com . Master in Law. University of Queensland Australia

- La responsabilidad de los prestadores de servicios en Internet (ISP) por infracciones de propiedad intelectual cometidas por sus usuarios - Raquel Xalabarder Plantada www.uoc.edu/idp/2/dt/esp/xalabarder.pdf

 

[1] http://www.ipresearch.com.ar/es/faqs.htm

[2] http://www.elpais.es/articulo/internet/puedo/

hacer/musica/compro/Internet/elpportec/20060321elpepunet_6/Tes/

[3] http://www.idg.es/iworld/noticia.asp?id=50497&sec=iworld


[4] http://www.quemarlasnaves.net/category/p2p/

[5] http://www.iis.fraunhofer.de/amm/techinf/layer3

[6] Esquemas de DERECHO LABORAL y de DERECHO INFORMÁTICO,

Horacio Fernández Delpech, Universidad Libros - Buenos Aires

[7] Fuente: Sistemas peer-to-peer para el intercambio de música en internet. De la

ilegalidad de Napster a la Legalidad de Kazaa, Grokster, Gnutella y Streamcast.

Felipe Sánchez Iregui. www.enewnesslaw.com . Master in Law. University of Queensland

Australia.

[8] Las personas jurídicas pueden considerarse responsables en el ámbito penal,

desde una perspectiva funcional (“vicarious liability”), por los actos o la omisión de

otras personas.

[9] A&M Record, Inc. V. Napster, Inc., 239 F.3d 1004 (9th Cir. 2001). Traducción de

Felipe Sánchez Iregui.

[10] Shira Perlmutter, Vice Presidente Ejecutiva, Política Legal Global IFPI

[11] Recording Industry Association of America. www.riaa.com

[12] Sociedad General de Autores y Editores. www.sgae.es

[13] Music Publishers Association. www.mpa.org

[14] BitTorrent es un protocolo diseñado para el intercambio de ficheros entre iguales

(peer to peer o P2P) y un programa cliente creados por el programador estadounidense

Bram Cohen y que se estrenó en la Codecon 2002.

El programa está escrito en el lenguaje Python y distribuido bajo la licencia MIT

[15] Fuente: Sistemas peer-to-peer para el intercambio de música en Internet.

De la ilegalidad de Napster a la Legalidad de Kazaa, Grokster, Gnutella y Streamcast.

Felipe Sánchez Iregui. www.enewnesslaw.com . Master in Law. University of Queensland

Australia

[16] http://www.20minutos.es/noticia/150487/2/

[17] http://www.filmica.com/david_bravo/archivos/004472.html

[18] http://www.diversica.com/tecnologia/archivos/2006/07/kazaa-pierde-la-batalla-


frente-a-las-discograficas.php


[19] El Observador, Domingo 30 de Julio 2006 - PERFIL

[20] http://www.clarin.com/diario/2005/11/16/sociedad/s-02801.htm

[21] CAPIF representa a la industria argentina de la música.

Es una organización sin fines de lucro integrada por compañías discográficas

multinacionales e independientes.

[22] realizado por la consultora Cuore Consumer Research para CAPIF 2005,

[23] Artículo publicado en el Diario Perfil, Buenos Aires, argentina

[24] http://creativecommons.org/audio/freesound

[25] Capif

[26] Yahoo Argentina http://ar.news.yahoo.com/060918/21/u6f4.html

[27] Noticiasdot.com

[28] http://www.terra.com/ocio/articulo/html/oci102714.htm

[29] http://www.argentores.org.ar/

[30] http://comunidad.derecho.org/mjviega/publicac/glosario.htm